Internacional

SANDS

En este proyecto convergen Internet de las Cosas, Redes Sociales y Sistemas Inteligentes. Se trata de crear un protocolo de intercambio de información entre sistemas domésticos mediante el que los aparatos del hogar puedan intercambiar información de uso y resultados y aprender de dichos intercambios para lograr un funcionamiento más eficiente.

Siete socios de cinco países europeos (Eslovenia, Grecia, Suiza, Italia y España) forman el consoricio. El proyecto, con un presupuesto cercano a los dos millones de euros, se inició el 1 de noviembre de 2012 y se extenderá durante 30 meses. Los socios del proyecto han planteado una sencilla red social en la que el usuario, sin necesidad de tener unos conocimientos avanzados, introducirá su caso y expondrá sus resultados finales. Así, se irá formando una gran base de datos con cada uno de los casos, las condiciones que se han adoptado y el nivel de satisfacción final del usuario.

CARTIF trabaja en la aplicación de la Inteligencia Computacional y también en la creación de un espacio demostrador de los resultados. El fin último es demostrar la utilidad de este tipo de técnicas en un caso como el manejo de electrodomésticos, herramientas que quizá puedan aplicarse en unos años a la gestión de una industria.

Este proyecto está co-financiado con fondos de la Comisión Europea.

Para seguir el desarrollo del proyecto puede consultar su página web

Valora este artículo
(0 votos)