Internacional

REHAP: nuevos materiales a partir de residuos agrícolas y forestales

Aproximación sistemática para reducir la demanda de energía y las emisiones de CO2 en procesos de transformación de los residuos del suelo en productos de alto valor añadido.

En Europa, la producción de productos bioquímicos a partir de biomasa y subproductos se limita a unos pocos compuestos, mientras que su demanda se encuentra entre las más importantes del mundo. Sin embargo, Europa tiene una gran cantidad de empresas químicas líderes a nivel mundial. Por otro lado, los residuos lignocelulósicos son uno de los recursos más abundantes sin competir con la cadena alimentaria.

Los 16 socios del proyecto REHAP tienen como objetivo revalorizar residuos agrícolas (paja de trigo) y forestales (corteza) a través de su recuperación, y residuos primarios (azúcares, lignina, taninos) y secundarios (ácidos de azúcar, ácidos carboxílicos, compuestos aromáticos y resinas) para convertirlos en nuevos materiales, y teniendo en cuenta el Green Building como modelo de negocio. El proyecto proporcionará reducciones en la utilización de recursos fósiles de entre 80-100% y una reducción de la energía empleada y de las emisiones de CO2 de un 30%.

En concreto, se obtendrán bloques de construcción, materiales y productos.

-Aislamiento de los taninos y los carbohidratos procedentes de residuos forestales para convertirlos en resinas para paneles de madera y poliuretanos libres de isocianato para espumas aislantes.

-Aislamiento de la lignina y los carbohidratos procedentes de residuos agrícolas para convertirlos en resinas para paneles de madera.

-También se desarrollarán lignina retardante de fuego y aditivos a base de azúcar. Las tecnologías de procesamiento desarrolladas (quimio/termo/enzimática y fermentación) se optimizarán a escala piloto (TRL6-7) para su posterior explotación y reproducción de los resultados. Todos los productos serán integrados en un prototipo para demostrar la aplicabilidad industrial en el sector de la construcción verde.

A lo largo del proyecto, se llevará a cabo el ciclo de vida y evaluación de costes, los análisis de mercado, el plan de negocio, la estrategia de gestión de residuos y las medidas de normalización, utilizando un enfoque de perspectiva sistemática.

CARTIF será el responsable de la elaboración de planes de trabajo para la integración de la tecnología y al corriente de producto. Esta tarea también incluirá el mapeo de las especificaciones y los requisitos de la cadena de valor y la tecnología de biorefinería, para la realización de planes de trabajo.

La definición de la estructura del plan de trabajo y el alcance incluirá la evaluación del potencial de integración de los resultados del proyecto en las cadenas de valor de biorefinería existente y futura, en la que se tendrá en cuenta la viabilidad técnica y económica.

Además, CARTIF participará en la determinación de la calidad requerida de la biomasa utilizada y el establecimiento de un plan de producción que definirá la cantidad mínima que se produce en cada paquete de trabajo. Esta tarea será la clave para el éxito en el control y la gestión de los flujos de materiales y productos.

Valora este artículo
(0 votos)