El demostrador de CommONEnergy en Módena reabre sus puertas

03 octubre 2016

Este supermercado de 1200 m2 de superficie, situado en una zona residencial cercana al centro de la ciudad italiana, ha finalizado su remodelación a lo largo del verano de 2016 y reabre sus puertas más medioambientalmente sostenible que nunca.

El objetivo del proyecto era satisfacer la demanda energética de centros comerciales con un menor consumo y una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Para conseguirlo, en Módena se han aplicado las siguientes soluciones innovadoras:

  • Integración de soluciones para la climatización y refrigeración.
  • Iluminación natural y artificial: iluminación artificial en la galería, regulable en intensidad y color para simular la luz natural. El supermercado será también equipado con un sistema de iluminación natural, con el paso de los tubos solares a través de las salas del primer piso hasta el techo.
  • Sistema de Gestión Integrado (IBEMS) para la galería y el supermercado.
  • Pintura termo-reflectante para el exterior. El techo será pintado con pintura aditiva de color gris claro, con el fin de reducir las cargas térmicas. En este caso, los efectos positivos influirán en las habitaciones del primer piso, en contacto directo con el techo plano.
  • Aislamiento de la estructura a la irradiación del edificio en verano y la pérdida de calor en invierno.

Con la aplicación de estas tecnologías, se pretende conseguir:

  • La reducción de la demanda energética y reducción de los costes.
  • La reducción de la demanda de energía primaria, que tiene como principal resultado la reducción de emisiones de efecto invernadero y mejorar la sostenibilidad del edificio.
  • La creación de nuevos puestos de trabajo, una nueva clase de trabajadores con habilidades técnicas y un aumento de los contratistas procedentes de la pequeña y mediana empresa.
  • Mejora de la comodidad de la zona comercial.

Un total de 62 personas trabajan ya en el renovado supermercado, que completa su oferta alimentaria con una para-farmacia y una heladería.

Por otro lado, el consorcio del proyecto se reúne esta semana en Madrid (España), y visitará el miércoles el demostrador español, situado en Valladolid, el Mercado del Val, con el fin de conocer las soluciones que se han aplicado al mercado de abastos de la ciudad, entre ellas la introducción de bombas de calor geotérmicas para cubrir las necesidades energéticas del edificio, la instalación de iluminación eficiente, el control automatizado para la renovación de corrientes de aire y encendido-apagado de equipos o la mejora de la envolvente.

CARTIF, además de coordinar el grupo de trabajo español para la rehabilitación del Mercado del Val, ha apoyado las labores de monitorización, herramientas de análisis y sistemas activos de control del resto de demostradores, para determinar la efectividad de las soluciones propuestas, a través de la implementación del Protocolo de medida y verificación de ahorros energéticos.

Valora este artículo
(0 votos)