La fase de demostración del proyecto LIFE BIOSEVILLE comenzará en otoño

25 julio 2016

El equipo del proyecto lleva dos años trabajando en el desarrollo de un sistema integrado y sostenible de valorización de aceites de fritura generados en la ciudad de Sevilla, mediante la producción de un nuevo biocombustible formado por ésteres metílicos y ésteres de glicerina.

CARTIF ha participado en el desarrollo del proceso de producción de un bioaditivo a partir de glicerina cruda. Durante este tiempo se han realizado ensayos previos a nivel de laboratorio junto con la Universidad de Sevilla. La información obtenida ha permitido a CARTIF realizar el diseño de una planta prototipo de 25 kg de glicerina cruda/carga, que ya está en fase de montaje. Una vez puesta a punto, la planta producirá el bioaditivo que se añadirá al nuevo biocombustible, objeto del proyecto. Este biocombustible procede de aceites de fritura recuperados, sobre todo del sector de la hostelería, y ofrece mayor calidad que los biodiesel actuales.

A partir de septiembre, y gracias al convenio de colaboración suscrito entre la empresa municipal Transportes Urbanos de Sevilla (TUSSAM) y el consorcio del proyecto, se instalará un equipo de medición de emisión de contaminantes a bordo del autobús en el que se probará el nuevo combustible. De esta manera se podrá testar la disminución significativa de gases contaminantes y partículas que ofrece este biodiesel en comparación con los actuales.

Con el fin de contribuir a la difusión de esta iniciativa, se ha desarrollado una interesante campaña de marketing para informar a los ciudadanos que utilicen el autobús demostrador de que éste funciona con aceite de fritura recuperado.

El consorcio del proyecto LIFE BIOSEVILLE, financiado por la UE, lo componen la Universidad de Sevilla, el Centro Tecnológico CARTIF, el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas), Campo Sur Investiga SL y el CTAER.

Valora este artículo
(0 votos)