Un nuevo proyecto mejorará la cadena de valor de metales refractarios en Europa

12 enero 2016

CARTIF es uno de los 21 miembros del consorcio del proyecto MSP-REFRAM, que comienza esta semana.

Actualmente, los metales refractarios (tungsteno, tántalo, renio, molibdeno y niobio) tienen un alto valor estratégico y se importan de un número limitado de países. Aunque la producción primaria sigue siendo baja, Europa cuenta con recursos secundarios (residuos industriales, minas urbanas).

La valorización de estos recursos requiere la coordinación y la creación de redes entre investigadores, empresarios y administraciones públicas con el fin de armonizar las tecnologías, los procesos y servicios, la elaboración de normas y la creación de nuevas oportunidades potenciales para la exportación de soluciones eco-innovadoras y para la adquisición de nuevos mercados.

El proyecto MSP-REFRAM abordará estos desafíos mediante la creación de una plataforma común para todos los agentes de la cadena de valor (incluyendo las fases de minería, proceso, reciclado y aplicación) de los metales refractarios en Europa y pueda identificar su potencial de innovación con el fin de apoyar su aplicación como materias primas.

El proyecto MSP-REFRAM ayudará a los países europeos a mejorar la cadena de valor de metales refractarios en los próximos años, mediante la optimización del uso de recursos externos, como la energía y el agua, y al mismo tiempo, conseguirá reducir la cantidad y la toxicidad de los residuos.

El consorcio compartirá los resultados y conclusiones a través de diferentes herramientas e informes públicos. El proyecto contribuirá a una mejor y más informada toma de decisiones a nivel europeo y nacional, y sus propuestas impulsarán el sector de los metales refractarios.

Valora este artículo
(0 votos)