Comienza la aplicación de soluciones en el proyecto BRESAER

11 septiembre 2015

El objetivo de este proyecto es diseñar, desarrollar y demostrar un sistema de recubrimiento industrial, innovador, eficiente y adaptable para la rehabilitación de edificios, incluyendo soluciones prefabricadas, activas y pasivas de forma combinada y además integradas en una estructura de malla ligera.

En la reunión de seguimiento celebrada esta semana en Ankara (Turquía), los socios pusieron en común sus propuestas para la implantación concreta de las acciones planeadas.

La primera de ellas es  la monitorización de las instalaciones que se llevará a cabo durante el mes de octubre. Para ello, se va desplegar una red cableada en el edificio demostrador (una escuela en Ankara),  donde se instalarán sensores para medir el confort y el consumo energético. El diseño de la monitorización ha sido realizado por CARTIF, mientras que la instalación será llevada a cabo por el Ministerio de Educación de Turquía.

Además, ya se han decidido las diferentes soluciones tecnológicas que se van a implementar en el edificio para conseguir ahorros energéticos a la vez que se mejora el confort.

Entre ellas, está el desarrollo de un sistema de aislamiento continuo a lo largo de la fachada (a cargo de MONDRAGÓN y STAM; un sistema de aire pre-calentado a través de paneles fotovoltaicos para inyectar calor al edificio (que sustituirá a los sistemas de radiador actuales) y que estará  a cargo de  SOLARWALL; nuevas ventanas dinámicas que permitan aprovechar las ganancias solares, así como los sistemas de sombreado (a cargo de ASCAMM); una capa fotocatalítica para mejorar las condiciones de las fachadas exteriores (a cargo de NANOPHOS).

CARTIF implementará un BEMS (Building Energy Management System) que gobernará las anteriores soluciones para equilibrar las diferentes fuentes térmicas (incluyendo la caldera existente en el edificio) para mejorar la eficiencia a través de esta herramienta TIC. De esta manera, se reducirá el consumo térmico y se asegurará el confort de los usuarios a través de predicción y datos de monitorización instantáneos.     

Las propuestas fueron expuestas a representantes del Ministerio de Educación turco, que es el propietario del edificio demostrador y que tiene un gran interés en que los resultados finales previstos (reducción de energía demandada, reducción del consumo de energía primaria, etc) puedan ser replicados en otros edificios públicos del país.

Valora este artículo
(0 votos)