Jornada de puertas abiertas en el demostrador belga del proyecto BRICKER

01 junio 2015

Los alumnos y el  personal de la Institución de Educación Superior de la provincia de Lieja (Bélgica) tuvieron la oportunidad de conocer cuáles serán los próximos cambios ecológicos que se producirán en su edificio durante esta jornada de puertas abiertas. Sus instalaciones fueron seleccionadas por el proyecto europeo BRICKER como uno de sus demostradores, con el fin de reducir su consumo de energía en un 50%.

Entre las acciones previstas por el proyecto, está recubrir las fachadas del edificio con una capa de aislamiento muy eficaz basada en los llamados materiales de cambio de fase. Además, se sustituirán las ventanas originales de un solo cristal, por otras de doble acristalamiento. Cada una de ellas contará con una unidad de ventilación individual. Las obras comenzarán este verano y pretenden mantener la arquitectura original.

Philippe Collèe, el director del centro, asegura que en años anteriores han pagado hasta 237.000 euros para calentar el edificio. Tras los cambios se prevé que  las facturas sean seis veces más bajas. El director quiso agradecer a toda la escuela y a la autoridad provincial su compromiso. Aseguró que varios edificos cercanos habían sido construidos en la misma época y con los mismos materiales y técnicas. "Si este proyecto resulta un éxito, pueden ser los siguientes", añadió.

Algunos de los profesores del centro están planeando adaptar sus lecciones e incluir una sección sobre renovación en sus clases teóricas sobre sistemas de calefacción. Los estudiantes, tanto los que pertenecen a disciplinas de construcción como los que no, podrán conocer muy de cerca los cambios, visitando las instalaciones y midiendo el consumo de energía del edificio.

Valora este artículo
(0 votos)