Los residuos ganaderos serán los biocombustibles del futuro

20 abril 2015

Investigadores de CARTIF trabajan en colaboración con la empresa Purines Almazán en un nuevo proyecto de investigación para revalorizar los residuos ganaderos. En concreto, el proyecto CLAMBER desarrollará un proceso integrado que permita transformar los purines de porcino, el estiércol de ave y los residuos de cama en biocombustibles (biogás, biosyngas y biooil) y biofertilizantes.

Este proyecto se enmarca en la línea de gestión sostenible del Centro, en la que se trabaja en torno al concepto de economía circular. En este caso, considerando los residuos como un recurso para obtener productos de alto valor añadido.

El proyecto CLAMBER (Castilla La Mancha bioeconomy region), está cofinanciado con Fondos FEDER.

Valora este artículo
(0 votos)