Técnicos del proyecto europeo SHbuildings comienzan la instalación de sensores en la catedral de Palencia

28 enero 2014

CARTIF es el responsable técnico de la intervención en la seo palentina.

El principal objetivo de SHBuildings, es facilitar una gestión integral de los edificios históricos, abogando por la conservación preventiva. 

Financiado por la Unión Europea, en el marco del Programa de Cooperación Territorial del Espacio Sudeste Europeo, Interreg IV SUDOE, está suponiendo el trabajo conjunto de diferentes empresas, centros tecnológicos, entidades y administraciones de España, Francia y Portugal: CARTIF, Tecnalia, Asociación de Investigación y  Desarrollo en la Industria el Mueble y Afines (AIDIMA), Centre de Ressources Technologiques NOBATEK , la Universidad Nova de Lisboa y la Fundación Santa Mª La Real como coordinador.

En la catedral de Palencia, el proyecto se centrará en el control  de tres aspectos concretos y la instalación de sensores se llevará a cabo en dos fases. A lo largo de esta semana, se procederá, por un lado, a la monitorización ambiental de la catedral, focalizada principalmente en la zona del archivo, con el objetivo de mejorar las condiciones de conservación de los documentos que alberga. Se instalará medio centenar de sensores de temperatura y humedad y una decena de nodos destinados al control de luminosidad, así como otros dispositivos de control de xilófagos.  

En esta primera fase, se abordará también la instalación de medidores de consumo de electricidad y gas, orientados a evaluar el consumo energético de la seo, con el fin de diseñar, en caso necesario, una propuesta de mejora que garantice una mayor eficiencia energética. La actuación se completará con la instalación exterior de una estación de registro de la presión barométrica, los niveles de dióxido de carbono o la lluvia, entre otros factores.

En una segunda fase que, previsiblemente, se llevará a cabo en febrero, se procederá a la monitorización estructural centrada en las grietas existentes en la zona de los pies de la nave central y en la torre. En este caso, se colocarán tres fisurómetros, para realizar un seguimiento de la evolución de las grietas y un acelerómetro triaxial, para controlar las vibraciones estructurales que puedan afectar al templo.

 

Valora este artículo
(0 votos)