Comunicación

La mayoría de los ciudadanos no sabe lo que es una ciudad inteligente

24 septiembre 2013

Así lo pusieron de manifiesto los participantes en la mesa sobre Smart City celebrada hoy en el marco del Congreso de Negocio Digital y Tecnología, e-Coned, organizado por El Norte de Castilla como parte de su proyecto e-volución.

En la mesa, en la que estuvieron representados los ayuntamientos de Valladolid y Santander, el centro tecnológico Cidaut, la empresa Bull y CARTIF, se debatieron aspectos tan concretos como si el ciudadano de a pie sabe realmente qué es una ciudad inteligente y si conoce las ventajas de vivir en una.

Mónica Antón, coordinadora de Proyectos Internacionales de CARTIF y responsable del programa Smart City en el centro, explicó el origen de este concepto y cómo repercute en las personas que habitan en grandes ciudades.  Antón se refirió muy especialmente a la labor llevada a cabo por CARTIF dentro de la iniciativa Smart City Valladolid y Palencia. En tres años ha conseguido involucrar al municipio vallisoletano en cinco proyectos financiados por la UE, dotados con  14,5 millones de euros sólo para socios españoles, y un puesto entre las primeras ciudades europeas en cuanto a participación en el VII Programa Marco.

Estos proyectos serán visibles para los vallisoletanos y afectarán positivamente a sus bolsillos, pues todos ellos buscan implantar medidas de eficiencia energética que consigan un importante ahorro de consumo. Algunos se aplicarán en edificios públicos como el futuro Mercado del Val o el polideportivo Pisuerga, y otros en barrios y edificios residenciales (Cuatro de Marzo, Torrelago).

Fernando Rubio, concejal delegado del Ayuntamiento de Valladolid, expuso además otras medidas en marcha como la administración electrónica, las aplicaciones móviles para resolver aspectos prácticos de la vida en las ciudades o los postes de recarga para vehículos eléctricos. Sin embargo, Rubio admitió que la mayoría de los ciudadanos no saben lo que significa el concepto Smart City y que esa es una asignatura pendiente de las administraciones públicas.

Mónica Antón abogó por fomentar la participación público-privada en el marco de esta iniciativa y expuso los muchos fondos europeos disponibles para poner en marcha proyectos interesantes.

Valora este artículo
(0 votos)