Comunicación

Conseguir bandejas biodegradables procedentes de fibras recicladas, nuevo reto para los investigadores de CARTIF

05 febrero 2013

Las nuevas bandejas se usarán para el envasado de carne fresca

En línea con las necesidades de los fabricantes, el Centro Tecnológico CARTIF y el Grupo San Cayetano, empresa  líder en la fabricación y comercialización de envases y embalajes de cartón, han puesto en marcha el proyecto BANEF, en el que pretenden sustituir las bandejas de poliestireno expandido, empleadas habitualmente en el envasado de productos frescos, por bandejas moldeadas biodegradables. Las nuevas bandejas desarrolladas en el proyecto BANEF aprovecharán fibras recicladas procedentes de los recortes generados durante el propio proceso de producción de los embalajes de cartón. De esta forma se conocerá a la perfección el origen de la fibra reciclada, manteniendo bajo control la presencia de posibles contaminantes en dichas fibras. Al mismo tiempo, se conseguiría competir en precio con las bandejas plásticas de poliestireno y reducir la presión sobre la fibra virgen de papel.

Para lograr este objetivo se trabajará en la identificación de los potenciales fenómenos de migración y la evaluación del desempeño de este tipo de envase en la conservación de alimentos. En concreto se realizarán pruebas sobre producto cárnico fresco, y en la validación de la biodegradabilidad del envase al final de su vida útil.

La idea del proyecto surge como respuesta a la demanda que plantea la industria alimentaria. Ésta es una de las principales inversoras en innovación y también una de las más importantes demandantes de nuevos materiales ecológicos (biodegradables, reciclables), procesos de producción más sostenibles (ahorro energético y de materias primas), avances tecnológicos (materiales que informan de la seguridad microbiológica del producto o interaccionen con el alimento alargando su vida útil) y diseño (que diferencie y aporte valor añadido a sus productos).

La responsabilidad medioambiental es parte de la identidad de marca de la industria del envase europea, quien considera que su futuro pasa por los materiales biodegradables. Por este motivo, se prevé que la sostenibilidad lidere la innovación en este sector durante los próximos cinco o diez años.

 

 

Valora este artículo
(0 votos)