Comunicación

Los Centros Tecnológicos reclaman en el Senado un cambio radical en las políticas públicas de I+D+I

19 octubre 2012

Actualmente, los C.T. de toda España están sujetos a tensiones financieras causadas por la deuda que las Administraciones Autonómicas tienen contraída con ellos.           

El presidente de la Federación Española de Centros Tecnológicos (Fedit), Salvador Bresó, compareció esta semana ante la Comisión  de Economía y Competitividad del Senado donde, como interlocutor de los Centros Tecnológicos, reclamó un cambio radical en las políticas públicas de I+D+I. El Presidente de Fedit puso de manifiesto que las políticas públicas no han sido capaces de incentivar la participación privada en la financiación de la I+D+I de España y sólo se han obtenido resultados aceptables en el ámbito científico.

Asimismo, afirmó que los resultados del sistema español de I+D+I se ven afectados por las políticas e instituciones económicas y educativas y que, por lo tanto, se debería analizar cómo éstas influyen y pueden limitar la eficiencia de nuestro sistema de I+D+I.

El Presidente de Fedit también puso en cuestión la concentración de recursos públicos para I+D+I en un único departamento ministerial, poniendo de manifiesto que para orientar los programas y planes de ayuda a objetivos concretos sectoriales sería conveniente la participación de aquellos departamentos que mejor conocen esos sectores y, por lo tanto, mejor pueden definir los objetivos.

Desde el punto de vista de Fedit, es necesaria una profunda reforma tanto política como institucional dentro del sistema de I+D+I español que regenere los pobres resultados que se obtienen en la actualidad en todo lo relacionado con su impacto económico a través de la  mejora de la competitividad de las empresas. Asimismo, se considera que los fondos públicos deben orientarse en mayor medida hacia el desarrollo experimental y a la aplicación del conocimiento, como ocurre en economías competitivas como las de Estados Unidos y Japón.

Salvador Bresó aprovechó su comparecencia para recordar a los senadores la  Proposición No de Ley aprobada por unanimidad en octubre de 2007 y el posterior apoyo, también unánime, del Congreso en 2008 a una segunda Proposición no de Ley. Desde entonces, aseguró el Presidente de Fedit, no sólo no se ha intensificado el impulso a los Centros Tecnológicos, sino que las ayudas a los Centros Tecnológicos existentes en aquel momento han desaparecido. Tampoco se ha materializado, por el momento, el impulso a los Centros Tecnológicos en programas específicos que formaba parte del programa electoral del PP.

Actualmente, los Centros Tecnológicos están sujetos a tensiones financieras causadas por la deuda que las Administraciones Autonómicas tienen contraída con ellos. En este entorno desfavorable, no está claro que el FLA (Fondo del Liquidez Autonómica) pueda resolver este problema, por lo que la Federación ha pedido una mayor concreción al Gobierno.

Relevancia de los Centros Tecnológicos en su apoyo a la I+D empresarial

Estos programas son fundamentales para la actividad de los Centros Tecnológicos y, en consecuencia, para la I+D empresarial. Las empresas que cooperan con Centros Fedit indican que, gracias a su relación con ellos, dedican más del 4% de sus ingresos a actividades de I+D. Asimismo, reconocen el impacto de los Centros en el incremento de los recursos dedicados a la I+D, su cifra de negocio, de la que el 44% proviene de novedades para la empresa y el mercado, y la productividad de la empresa.

Según un informe realizado por Fedit en el que se analiza comparativamente la relevancia de los Organismos de Investigación en su apoyo a la I+D empresarial y la participación en programas nacionales orientados a la investigación industrial y programas internacionales, los Centros Tecnológicos multiplican la relevancia relativa en la financiación empresarial de la I+D, la cooperación con empresas, la participación en consorcios estratégicos para la investigación industrial (Programa Cenit) y en programas internacionales (Programa Marco) con respecto a las Universidades y a los Organismos Públicos de Investigación.

Esto significa que en materia de apoyo a la I+D  empresarial, cooperación para la innovación de las empresas y obtención de retornos de Programa Marco europeo, la pérdida de un único empleado de los Centros Tecnológicos equivaldría a la pérdida de 6 personas dedicadas a tiempo completo a actividades de I+D en las universidades u organismos públicos de investigación.

Asimismo, una reducción de 100 millones de euros en la financiación pública de los Centros Tecnológicos equivaldría a una reducción de 720 Millones de reducción de la financiación pública a la I+D de los organismos públicos de investigación, si tenemos en cuenta los datos relativos en materia de apoyo a la I+D+I empresarial, cooperación para la innovación de las empresas y obtención de retornos del PM europeo.

Valora este artículo
(0 votos)