Comunicación

Presentación en el Hospital General de Valencia del prototipo para el tratamiento inteligente de diabéticos fruto del proyecto Tratamiento 2.0

10 noviembre 2010

Varios equipos de investigadores de Cartif han participado en el proyecto.

El caso práctico realizado, ha mostrado las posibilidades del sistema a través de la simulación del hogar de un paciente diabético en el que se han instalado los dispositivos e infraestructura de Tratamiento 2.0, así como el modo en que se puede acceder a sus datos desde el hospital.

El sistema consta de una Unidad Central de Integración (UCI) -un pc con conexión a internet- instalada en el domicilio del paciente sobre la que se conectan una serie de dispositivos biométricos (glucómetros, tensiómetros, pulsímetros, báscula o podómetros), y domóticos (sensores de temperatura ambiental y luminosidad) en cuyo desarrollo e integración ha colaborado CARTIF. Todos estos dispositivos registran la información del paciente como concentración de glucosa en sangre, presión arterial o peso, y la canalizan a la Unidad Central de Integración desde donde es enviada a la plataforma 2.0. Allí queda almacenada temporalmente hasta que los sistemas sanitarios puedan recogerla e incluirla en la historia clínica, de forma que el profesional sanitario pueda ver los datos registrados por los dispositivos cuando la consulte

Además, el paciente también podrá hacer desde su casa los ejercicios de rehabilitación muscular programados por los profesionales, gracias a una tecnología de identificación de movimientos a través de cámaras web desarrollada por CARTIF. Al finalizar la sesión, el sistema envía al rehabilitador un informe con los objetivos alcanzados por el paciente, junto con una medida objetiva de la evolución del paciente a lo largo del tratamiento.

Este desarrollo es fruto del proyecto Tratamiento 2.0, cuyo objetivo es la creación de una plataforma tecnológica genérica que integre aplicaciones destinadas a la gestión y aplicación a distancia de tratamientos médicos, favoreciendo su deslocalización. Cuenta con una subvención de 7,8 millones de euros y está cofinanciado por la Unión Europea a través de los Fondos FEDER.

Los otros socios de este proyecto, junto con Cartif, son las universidades Politécnica de Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza, la Consejería de Innovación de la Junta de Andalucía, el Hospital General Universitario de Valencia, Techideas, Applus+, Airzone, EVITA (Grupo Altra) e Isotrol, el Instituto de Innovación para el Bienestar Ciudadano y Tekniker IK4.

Valora este artículo
(0 votos)