Internacional

SMARTENCITY: nuevos modelos de regeneración urbana integral y sostenible

Vitoria (España), Sonderborg (Dinamarca) y Tartu (Estonia) son las tres ciudades elegidas para participar en el proyecto SmartEnCity, financiado por la UE a través de la Convocatoria Smart Cities del Programa Horizonte 2020 y en las cuales se implementará un modelo de regeneración urbana integral y sostenible basado en soluciones tecnológicas innovadoras en los sectores de la energía, transporte y las TIC. Además serán ciudades “faro” de referencia para la replicabilidad de este modelo hacia otras urbes de la UE.


Demostrador español

En el caso de la ciudad española, el ámbito de actuación será principalmente el barrio de Coronación donde se llevará a cabo la rehabilitación de 750 viviendas/75 edificios para mejorar sus condiciones de confort y reducir a la mitad la demanda de calefacción mediante el aislamiento de la envolvente (fachadas y cubierta). Asimismo, el proyecto también contempla la instalación de una red de calor para el conjunto de este barrio que estará alimentado por biomasa que cubrirá el 100% del consumo energético de agua caliente y calefacción. Además de una reducción del consumo significativa, otro efecto positivo será la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En cuanto a las acciones para fomentar a la movilidad sostenible, se promoverá  la logística de última milla y el uso del coche eléctrico a través de un nuevo parque de vehículos formado por taxis, bicicletas, coches particulares y furgonetas de reparto y cien nuevos puntos de recarga que estarán distribuidos por toda la ciudad.

El tercer pilar del proyecto consiste en el desarrollo de una plataforma a partir de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para la recogida de datos a escala ciudad que permita cuantificar y monitorizar los ahorros energéticos de cada una de las actuaciones a nivel de vivienda, edificio y distrito así como la generación y consumos energéticos. De esta manera, esta tecnología favorecerá la planificación de la ciudad y su gestión energética así como la concienciación medioambiental de los ciudadanos.

Por último, el proyecto cuenta con una potente estrategia de participación ciudadana que refuerce el impacto social del proyecto e involucración del ciudadano durante todas las fases del mismo.


Demostrador estonio

En Tartu, se rehabilitarán energéticamente 900 viviendas (23 edificios que ocupan una superficie de 39.000 m2) mediante actuaciones en la envolvente (aislamiento de fachada y cubierta y sustitución de ventanas) para la reducción de demanda energética. Se integrarán tecnologías de aprovechamiento de calor residual y paneles solares en el district heating existente para cubrir las demandas de agua caliente. En la actualidad el district heating opera con renovables para calefacción sin embargo el agua caliente es producida por combustibles fósiles. Esta acción se completará con la instalación de 23 paneles solares y sistemas de control inteligente en el alumbrado de la ciudad.

En cuanto a las medidas para promover la movilidad sostenible, está previsto el  aumento del parque eléctrico de la ciudad en 53 vehículos eléctricos: coches, bicicletas, taxis y la instalación de 10 puntos de recarga; la adquisición de 60 autobuses que funcionan con biogás; poner en marcha  un sistema de alquiler de bicicletas, desarrollar un plan de transporte que dé prioridad al transporte público; reutilizar baterías eléctricas para almacenamiento de energía producida en paneles solares instalados en puntos de recarga.

Al igual que en los otros demostradores, se desplegará una plataforma recogida de información a escala ciudad.


Demostrador danés

En Sonderborg está prevista la rehabilitación energética de 844 viviendas (45 edificios que ocupan una superficie de 66.000 m2) mediante actuaciones en la envolvente (aislamiento de fachada y cubierta y sustitución de ventanas) para reducción de demanda energética. También se mejorará el actual district heating para lograr que la generación de ACS y calefacción sea con energías renovables al 100% mediante la instalación de bombas de calor (que podrían emplear agua de mar como fuente de calor). El sistema actual se abastece en un 73% con renovables diversas (geotermia, solar y biomasa). Asimismo, se pretende cubrir el consumo de los diversos componentes del district heating con electricidad procedente de un parque eólico próximo. Para mejorar la movilidad sostenible, está previsto aumentar el parque eléctrico de la ciudad con 18 vehículos eléctricos y 28 nuevos puntos de recarga, además de adquirir 38 autobuses que funcionan con biogás

 

CARTIF será el máximo responsable de las tareas en las que se definirán los planes para evaluar el impacto de las intervenciones de todo el proyecto (ahorros energéticos y económicos, aceptación social, mejora de movilidad sostenible, etc) y los programas de monitorización. Además estará al cargo de la cuantificación de los beneficios alcanzados durante la ejecución del proyecto y contribuirá en el desarrollo de la plataforma de recogida de información; en concreto en las especificaciones que ha de tener para que la captura de datos sea acorde a las necesidades de monitorización.

Por último, dada su dilatada experiencia en proyectos de rehabilitación energética y movilidad sostenible, el equipo de CARTIF tendrá un papel relevante en la definición del modelo de regeneración urbana objeto del proyecto y en su aplicación y replicabilidad en las diversas ciudades que forman parte del mismo.

 

Forman parte de este proyecto 35 socios.  Entre las entidades españolas: el Centro Tecnológico CARTIF,  Tecnalia, el Ayuntamiento de Vitoria, Vivienda y Suelo de Euskadi, Mondragón Corporación,  Acciona Infraestructuras, el Centro de Estudios Ambientales, Agrupación Clúster de Electrodomésticos de Euskadi, Estudios GIS, Fagor Ederlan, MCC Telecom S. Coop.,Giroa y ETIC.

Valora este artículo
(0 votos)