Internacional

VALUVOIL

CARTIF coordinó este proyecto que estudió cómo revalorizar los residuos de los aceites vegetales usados mediante la tecnología de digestión anaerobia. Una vez tratados, estos residuos y sub-productos se convertirán en biogás cuyo destino es la producción de energía termoeléctrica. Para completar el ciclo de reciclaje con resultado de "cero residuos" el resto de componentes orgánicos serán tratados para convertirse en biofertilizantes y bioestimulantes para la agricultura, y en gas de síntesis.

Este proyecto fue co-financiado con fondos de la Comisión Europea.

Toda la información sobre los resultados obtenidos está disponible en la web del proyecto

Valora este artículo
(0 votos)