Comunicación

El consorcio de Urban GreenUp se reúne para revisar los primeros seis meses de trabajo

15 enero 2018

Esta semana, los socios del proyecto Urban GreenUp se reúnen en Izmir (Turquía) para celebrar la segunda reunión periódica del proyecto. Durante estos días, revisarán el progreso de las acciones llevadas a cabo durante los seis primeros meses de trabajo, desde su lanzamiento en junio de 2017.

El principal objetivo de este proyecto europeo, coordinado por CARTIF, es desarrollar una estrategia para la re-naturalización de ciudades mediante la aplicación de Soluciones Basadas en la Naturaleza. Estas acciones están siendo llevadas cabo in tres ciudades demostradoras: Valladolid (España), Liverpool (Reino Unido) e Izmir (Turquía).

El consorcio ha organizado nuevo sesiones de trabajo, cuyo objetivo es analizar los avances de cada paquete de trabajo desde una perspectiva técnica, discutir los puntos más críticos del proyecto y acordar la mejor forma de abordarlos. Además, se celebrarán sesiones paralelas para cada uno de los demostradores, con el fin de aprovechar al máximo el encuentro.

El 16 de enero, los socios revisarán la metodología específica basada en NBS (Nature Based Solutions) que se está aplicando en los demostradores, y cada ciudad explicará su progreso.

El día siguiente, la sesión incluirá una presentación de las ciudades seguidoras, es decir, aquellas que siguen de cerca los avances del proyecto para replicar en ellas las soluciones probadas, así como sus progresos en el desarrollo de planes urbanos de Soluciones Basadas en la Naturaleza.

Además, el mismo día 17 de enero, el consorcio visitará İnciraltı City Forest y después cogerá un ferry hasta Bostanlı para visitar los tres lugares de la ciudad turca donde se están aplicando las acciones.

Finalmente, el día 18 de enero, debatirán sobre la aplicación del Ecosystem Services Approach (ESA) y la explotación e implementación del mercado. Por otro lado, abordarán cuestiones de comunicación y difusión de las acciones del proyecto.

Este proyecto trabaja por reducir los riesgos del cambio climático en las ciudades, incrementar la resistencia de sus efectos y mejorar la calidad del aire. El proyecto está favoreciendo la concienciación de los beneficios de este tipo de soluciones de la naturaleza para convertir las ciudades en lugares más sostenibles. 

Valora este artículo
(0 votos)