Comunicación

La rehabilitación, el futuro de la construcción

05 enero 2018

En 2018, cobran especial importancia dos de las líneas de investigación en el sector de la construcción en las que CARTIF lleva trabajando desde hace años; por un lado, la rehabilitación energética de edificios residenciales, principales emisores de gases de efecto invernadero; y por otro lado, la conservación de edificios patrimoniales a través de la aplicación de técnicas no intrusivas.

Con respecto al primer tipo de rehabilitación, CARTIF estrena el proyecto REZBUILD, con el principal objetivo de desarrollar un ecosistema innovador de rehabilitación de edificios de consumo energético casi nulo, aplicable en las cuatro tipologías principales de edificios residenciales en Europa: casa unifamiliar, casa adosada, casa multifamiliar y bloque de apartamentos.

Por otro lado, investigadores del centro han comenzado a trabajar en la frontera con Siria en el proyecto QUDRA, para reducir el consumo energético de tres ayuntamientos jordanos. Estos territorios, principales receptores de refugiados, viven una presión demográfica como consecuencia de la Guerra Civil que empezó en 2011, por lo que el objetivo es invertir estos ahorros en la mejora de los principales servicios públicos para cubrir las necesidades de la población.

En el campo de la rehabilitación patrimonial CARTIF trabaja en dos proyectos. El proyecto RENERPATH 2 pretende establecer una pre-normativa europea específica para la rehabilitación energética de edificios patrimoniales de uso público y privado, que se demostrará en siete edificios españoles y portugueses de este tipo. Esta normativa tendrá como punto de partida la metodología obtenida durante el desarrollo del primer proyecto RENERPATH, que se desarrolló entre 2011 y 2013, y que permitió una notable reducción del consumo energético necesario para el mantenimiento y uso de edificios patrimoniales.

Por último, el proyecto SHCITY está desarrollando y aplicando un sistema de control online, gestión inteligente y preservación del patrimonio en Ávila, basándose en el empleo de nuevas tecnologías y la instalación de sensores inalámbricos en distintos puntos de la ciudad.

Valora este artículo
(0 votos)