Comunicación

El método DIOXDETECTOR permite detectar mejor dioxinas y furanos

18 enero 2017
Desarrollado en el marco del proyecto LIFE del mismo nombre, este método es el resultado de tres años de investigación liderada por CARTIF, junto con la empresa SEADM. Esta nueva técnica analítica permite obtener unos límites de detección similares e incluso mejores que los obtenidos por la National Dioxin Air Monitoring Network (NDAMN) de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).

Entre sus ventajas está también permitir la detección de concentraciones comprendidas entre ppq (partes por cuatrillón) y ppt (partes por trillón), además de unos tiempos  de análisis de tan sólo 2 minutos por muestra y un flujo de trabajo de 4 muestras por hora.

Estos avances son importantes porque la dioxina es un residuo altamente contaminante que puede recorrer largas distancias y que afecta a la población y al medio ambiente. Hasta ahora, los métodos tradicionales de medición de dioxinas se llevaban a cabo directamente en el foco emisor, realizando una o dos mediciones al año. La falta de un método de medición continuo conlleva el riesgo de dejar pasar picos de emisión y que los resultados no sean representativos.

El método DIOXDETECTOR permitirá la cuantificación de los niveles de concentración de dioxinas en aire, suelo y biota vegetal. Este aspecto es innovador e importante porque la evolución de las dioxinas y furanos desde su emisión en la incineradora al aire es decreciente, siendo las concentraciones registradas en aire menores que las emitidas, debido a los fenómenos de dispersión que tienen lugar en la atmósfera por las condiciones meteorológicas. La concentración de dioxinas y furanos en suelo es mayor que en biota vegetal, ya que se fijan fuertemente por adsorción, degradándose lentamente. De hecho, los análisis realizados en el marco del proyecto en una localización ubicada a escasos metros de una concurrida autovía, registraron  concentraciones de dioxinas y furanos para las muestras de suelo notablemente superiores a las del resto de localizaciones. Esto se explica por la contribución de las emisiones de tráfico rodado, que también contienen dioxinas y furanos.
Valora este artículo
(0 votos)